Un pequeño espacio para el Trabajo Social

Un lugar para compartir acerca de la realidad social y cuestiones del Trabajo Social

Lo necesario de percibir al Gasto Público Social como una inversión

en Desarrollo Humano | Realidad Social | Gasto Público

El gasto público social de nuestro país abarca las áreas de: Educación, vivienda, salud y servicios sociales; pero por qué concebir a estos sectores como gasto y no como inversión, si una sociedad cuenta con mejor educación, salud, viviendas y mejor calidad en servicios sociales es una sociedad más propensa a alcanzar el desarrollo humano, es necesario que estos no sean concebidos como un gasto, sino como una inversión para el país a largo, mediano y corto plazo, y generar una percepción de que estos necesitan más recursos para mejorar las condiciones de vida de la población y responder a las necesidades de la sociedad de una manera más eficaz y eficiente.

imagen

En el año 2015 se destinó el 3.6% de Producto Interno Bruto del país al sector salud y según el Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas únicamente se destinó el 18.1% del Presupuesto General de la República a este sector. Esto genera que por ejemplo, que en el caso del Hospital Yolanda Mayorga del municipio de Tipitapa (con una población de 101,905 habitantes según el censo del INIDE realizado en el año 2015) cuente con un solo doctor y dos enfermeras en el área de emergencias para entender a todas las personas que requieran del servicio durante la noche, lo que debilita la calidad, eficiencia y eficacia de los servicios prestados.

Es en ese ejemplo donde se refleja como en uno de las áreas más importantes para suplir una de las necesidades fundamentales de la población, es afectada en cuanto a la calidad del servicio que son capaces de prestar debido a la poca inversión del Presupuesto General de la República que tiene destinada, esto hace que la distribución sea dispareja, dejando como es en este caso, a hospitales municipales que atienden a una gran cantidad de población con poco personal debilitando la atención, gerando un servicio lento y poco eficiente.

Es ahí, donde concidero como entra en juego la percepción Gasto Vs. Inversión, lo inteligente es que los gastos sean los menores posibles y las inversiones, como tienen un beneficio a corto, mediano o largo plazo, sean mayores. Es por eso que la destinación de fondos a sector salud, educación, vivienda y servicios sociales debe pasar de conebida de gasto a inversión por quienes están encargados de distribuir el Presupuesto General de la República, porque apuntar a inversión social significa a apuntar a desarrollo humano.